11
Oct

5 claves para liderar una empresa de forma innovadora

¿En qué momento podemos considerar que una empresa es innovadora? 

Solemos hablar de líderes innovadores, de aquellas personas que encabezan un proyecto y consiguen hacer brillar una nueva idea. Muchas veces, sin embargo, olvidamos que esas personas forman parte de un grupo mucho más amplio, donde el resto de personas que conforman su empresa tienen un papel crucial. Como expertos en Transformación Digital, en Tech Executive Search queremos hablar en este artículo sobre la importancia de entender la innovación como un proceso empresarial global, que afecta a todos y cada uno de los departamentos.

Si quieres saber cuáles son las claves para que tu compañía cuente con una cultura corporativa innovadora, ¡sigue leyendo!

5 claves para convertir a tu compañía en una empresa innovadora

Como decíamos, la innovación empresarial debe entenderse como una filosofía o el carácter de una compañía. No basta con apostar por nuevas tecnologías o ayudar a nuestros colaboradores a mejorar sus competencias, sino que el cambio tiene que ser profundo y aportar un auténtico valor a largo plazo. A pesar de que existen numerosos factores que contribuyen a que una empresa destaque por su innovación, creemos que los siguientes 5 puntos pueden resumir las claves principales de este proceso:

  • Encontrar a un buen líder para que encabece un proyecto. Normalmente, cuando hablamos de líderes innovadores a lo que realmente nos referimos es a “creative thinkers”, es decir, a personas que son capaces de generar ideas creativas que después se convertirán en la base de la innovación. Un ejemplo clásico de líder innovador podría ser Steve Jobs, un visionario que tuvo grandes ideas y, lo más importante, que pudo motivar a personas de su alrededor para convertir esas ideas en una realidad. Un líder innovador a veces ni siquiera necesita crear la idea detrás de la innovación. A veces, esa personas solo reconoce la idea (que ha tenido otra persona de su equipo) y lo que hace es divisar el camino que lleva a convertir esa idea en una realidad. De hecho, el genio creativo es lo menos importante para un líder innovador, ya que importa más la capacidad que tenga para articular un plan alrededor de una idea o un conjunto de ideas. Una vez encontrado este “plan” o camino a seguir, el líder tiene que ser capaz de compartirlo con los miembros de su equipo y el conjunto de la empresa.

 

  • Sumar a todo el equipo en el proceso innovador. La innovación en los negocios es un asunto colaborativo que empieza con una idea y sigue con su desarrollo e implementación. Este proceso normalmente implica a muchas personas con experiencias diversas. Por lo tanto, la idea de que una sola persona sea innovadora en una empresa es impensable. En realidad, lo ideal es que exista una persona que lidere el proyecto, que lejos de actuar como un “jefe” actúe como la persona que coordina las diferentes partes del proyecto, que mejora la comunicación y sabe motivar al equipo para conseguir sus objetivos.

 

  • Tener en cuenta la importancia de un buen CEO. Ante todo, cabe remarcar que cuando hablamos de líderes innovadores no nos referimos específicamente a los CEOs. Un líder innovador puede ser el líder de un equipo u otras personas que dirijan diferentes grupos de trabajo o proyectos. Sin embargo, para que pueda darse la innovación es imprescindible que el CEO de la empresa también esté implicado en el proceso. En este sentido, como decíamos, la cultura corporativa debe ir acorde a este tipo de liderazgo innovador. De lo contrario, si el líder innovador no encuentra una cultura de la innovación no se arriesgará a aportar ideas, ya que encontrará extremadamente difícil motivar a las personas para que inviertan su tiempo en este tipo de proyectos.

empresa_innovadora

 

  • Dar importancia a una comunicación fluida. Si antes hablábamos de la importancia de contar con un líder innovador en el equipo, en este caso remarcamos que esta persona debe alejarse del llamado micro-management. Por el contrario, esta persona debe tener  una visión holística y trabajar con otras personas que puedan aportar valor añadido y mejorar el proyecto. Los micro-managers, por otro lado, se centran demasiado en los detalles, provocando que su equipo pierda el foco. En esencia, lo más importante es que el líder innovador sea un buen comunicador y consiga generar confianza y entusiasmo por su idea. El equipo tiene que ver la idea de la misma forma en la que lo hace el líder innovador y cada persona tiene que estar motivada y dispuesta a invertir tiempo y recursos en esa idea. Sin esta comunicación fluida resulta imposible que los miembros del equipo hagan contribuciones creativas al proyecto, lo cual representa una de las partes esenciales del proceso de innovación. Debemos tener en cuenta que un proyecto no se constituye solamente a través de una sola idea innovadora, sino que van surgiendo muchas más ideas para mejorar el concepto original, ideas sobre cómo implementarlo, o ideas para solucionar problemas que vayan surgiendo a medida que se va desarrollando el proyecto.

 

  • Estar listo para abandonar un proyecto cuando sea necesario.Una empresa innovadora debe saber reconocer en qué momento el proyecto no está funcionando y decidir abandonarlo en caso de que fuera necesario, a pesar de las implicaciones emocionales que puedan existir. Las personas que lideran el proyecto deben saber cuándo ese proyecto no va a generar suficiente valor para continuar con su desarrollo, y saber invertir sus energías, recursos y tiempo en otro proyecto.

En definitiva, para que una compañía pueda considerarse innovadora, debe tener claro que el proceso va a depender de todas y cada una de las personas que forman la empresa. La parte que les toca a las personas que lideran el proyecto, además de canalizar las ideas innovadoras que puedan surgir en el seno de un equipo, es mejorar la comunicación de todas las partes implicadas.

The following two tabs change content below.

Mireia Moré

Content Writer en TES