03
Oct

“Brand Ambassadors”: convence y convierte a tus empleados

Como empleado tendrás una opinión formada, buena o mala, de la empresa en la que trabajas pero como responsable de un equipo, ¿te has planteado alguna vez qué piensan tus empleados sobre la empresa, cómo se sienten en la oficina y qué opinan de su trabajo? Hace un tiempo te hablamos de la importancia que tienen los embajadores de marca para las organizaciones. Desde Tech Executive Search, como expertos en RRHH y Headhunters de perfiles tecnológicos executive, queremos darte hoy algunos consejos para mejorar la experiencia de empleado para convertirlo en embajador de tu marca. Los trabajadores podemos ser los mejores narradores de historias de lo que ocurre en nuestra oficina. Seguro que tú, que estás leyendo esto, tienes unas cuentas historias que contar. Ahora déjanos a nosotros que te contemos una sobre los “Brand Ambassadors”: convence y convierte a tus empleados.

Comencemos por el principio… Esto va de las ventajas de incorporar empleados como embajadores de marca. Todos hemos oído hablar alguna vez de las personas influyentes en las redes sociales, los llamados “influencers”. Pues bien, los trabajadores también podemos serlo y cuando lo hacemos se nos conoce como “Brand Ambassadors”. En el mundo actual del marketing del boca a oreja, todo depende de la gente real. Es decir, eres tú y tus compañeros quienes creáis la imagen que se tiene del trabajo cuando comentáis con la familia o los amigos vuestro día a día. ¿A que les explicas lo que haces y las cosas que pasan en la oficina? Pues entonces, en cierta manera y sin ser demasiado consciente de ello, estás haciendo de embajador de marca. Así que tú serás el protagonista de esta historia aunque el verdadero nudo esté dirigido a aquellos profesionales que lideran equipos. Si eres tú uno de ellos y quieres humanizar la imagen de tu empresa convirtiendo a tus empleados en embajadores deberías hacerte esta pregunta: ¿Cómo es la experiencia de empleado en tu empresa?

¿Cómo mejorar la experiencia de empleado?

El día a día puede generar experiencias positivas o negativas que influyen en las impresiones de tus empleados y que éstos trasladan después fuera de la oficina. Así es que tendrás que medir la evolución de su satisfacción desde que llegaron a la empresa.

Diseñar planes de talento personalizados, fomentar la innovación y utilizar cada vez más tecnologías son aspectos importantes a la hora de mejorar la experiencia de empleado pero hay mucho más. Debes trabajar el “Employer Branding” para que el proyecto profesional de tus trabajadores coincida con sus propios valores. Una vez analizado el estado de tus empleados, pasa a la acción. En este momento, tu objetivo es mejorar su satisfacción. Para ello:

  • Cuida a los empleados pero hazlo ¡en todas las fases de relación con la empresa! Esto es, no solo durante su etapa estrictamente laboral. Hay que cuidar también del candidato (en el proceso de “onboarding”) y del empleado cuando deja de ser colaborador (en el momento de la “desvinculación”).
  • ¡Escúchales! Es importante conocer las necesidades, intereses y expectativas laborales de tus empleados. Descubrir nuevos puntos de vista y distintas percepciones puede ser muy útil para mejorar las tareas de un puesto de trabajo y construir una mejor “experiencia de empleado”.
  • Colabora con otros managers. Los coordinadores de equipo pueden generar ambientes de trabajo agradables que contribuyen también a lograr objetivos.
  • Crea planes de talento adaptados a las necesidades de cada trabajador. Generar entornos flexibles, fomentar la formación y las oportunidades de promoción profesional son solo algunos de los aspectos que pueden propiciar fantásticas vivencias que tus empleados relatarán después.
  • Usa metodologías ágiles. Por ejemplo, el “Design Thinking”. Estarás fomentando la innovación con el extraordinario potencial que tiene para mejorar la satisfacción, el compromiso y el desempeño de los empleados.
  • Implanta nuevas formas de trabajo. Esto es importante en un mercado laboral cada vez más digitalizado. Ofrecer teletrabajo real, utilizar determinadas tecnologías y trabajar por objetivos te permite mostrar flexibilidad, dota de autonomía a los empleados y les implica en la toma de decisiones.

Consigue embajadores de marca

A estas alturas, si has conseguido mejorar la experiencia de empleado podrás reclutar unos cuantos embajadores de marca. Para ello, te toca implicar a tus trabajadores en la promoción de los productos o servicios que presta tu empresa. ¿Quién mejor que un empleado orgulloso para recomendar y compartir las publicaciones de la empresa entre todos sus contactos?

Tu plantilla tiene el potencial para reforzar los valores de la empresa y la credibilidad para hacerlos llegar al gran público. Ha llegado el momento de incentivar a los empleados susceptibles de convertirse en embajadores de la empresa. Al hacerlo, conseguirás humanizar la marca, ganarás en confianza y transmitirás una imagen innovadora porque una empresa que cuenta con una plantilla altavoz de sus valores tiene muy en cuenta que existe ¡en una sociedad conectada!

¡Convence y convierte a tus empleados!

Ya sabes que tus empleados pueden ser la fuente de información más creíble al hablar de la empresa, pero ¿cómo implicarles en función de los objetivos de la empresa? No puedes obligar a tus empleados a que hablen de una determinada manera pero sí, poco a poco, incentivarles para que hagan un uso más profesional de sus redes sociales. Si comparten la cultura y los valores de la empresa, no debería ser tan difícil. Empieza por:

  • ¡Identificar a los empleados más motivados! Y de paso, a los que tengan más habilidades en el uso de las redes sociales. En este sentido, averigua si puedes ofrecer formación específica para explicar a los empleados como utilizar las redes sociales de forma diferente para uso personal y profesional así como repasar las plataformas de empleo profesionales en las que pueden participar.
  • Apostar por el contenido. Es importante que exista un plan de comunicación interna que facilite el acceso a la información publicada o que necesita ser difundida. Tus empleados podrán ofrecer una experiencia realmente inmersiva dando a conocer las actividades de la empresa.
  • Implicar a otros managers (de nuevo). Deben ser los primeros en dar ejemplo a la hora de compartir contenidos corporativos a través de sus redes sociales.

Y esta historia está llegando al final. Si has trabajado en mejorar la experiencia de empleado y conseguido reclutar con éxito unos cuantos trabajadores para convertirlos en embajadores de marca habrás renovado la imagen de tu empresa. A partir de ahora, los contenidos corporativos estarán más cerca del gran público. ¡Felicidades! Habrás conseguido así aumentar el nivel de compromiso de tus empleados y esa confianza que buscabas ¡podrá traducirse en mejores resultados! Fin