10
May

Por qué necesitamos a más mujeres en cargos directivos

No es ningún secreto que, en la mayoría de empresas, hay una mínima presencia femenina en cargos directivos. Sin ir más lejos, en España solamente 1 de cada 10 altos directivos son mujeres, además de ganar un 30% menos que sus homólogos hombres en multitud de puestos de trabajo.

Curiosamente, y según el estudio del Peterson Institute for International Economics, las empresas con mujeres en cargos directivos serían más rentables. Este informe analizó a más de 21.500 compañías en 91 países en el 2014, y concluyó que las empresas con al menos un 30% de ejecutivas en puestos de alto mando tienen un 15% más de beneficios.  El estudio destaca que cerca del 60% de las corporaciones analizadas no tienen mujeres en su junta directiva, y menos del 5% está dirigida por una mujer.

Según El País, existe una correlación entre la cantidad de mujeres que ocupan puestos ejecutivos y ciertas características de las empresas y países. Un buen ejemplo es la ausencia de actitudes discriminatorias hacia ejecutivas, la especialización en carreras asociadas con la dirección y la gestión empresarial, y los permisos de maternidad y paternidad.

Existen numerosos expertos que sostienen que la presencia femenina en las altas esferas empresariales aporta un valor añadido en términos de perspectiva, educación y comportamiento. Corinne Post, profesora de la Lehigh University, sostiene que es debido a que hombres y mujeres tienen diferentes formas de acometer un proyecto (y de afrontar el trabajo, en general). Según Post, las mujeres tienen una tendencia a pensar en ellas mismas en relación con los demás, mientras que los hombres se ven a sí mismos de forma más independiente, siempre distantes al resto de personas. Para los individuos que se ven a sí mismos más conectados con las personas que tienen alrededor, se convierte en una cosa natural el hecho de pensar más frecuentemente en las implicaciones que tienen sus actos para los demás.

Otro factor que deberíamos tener en cuenta es el background. Según Post, las mujeres que consiguen acceder al nivel superior del gobierno corporativo acostumbran a tener un alto nivel educativo, que se traduce en una mejor perspectiva en la responsabilidad social. En el terreno de la toma de decisiones, las mujeres acostumbran a tener una actitud más inclusiva y a hacer más preguntas. Curiosamente, el hecho de que las mujeres suelan estar muy preparadas tiene un efecto proporcional en sus compañeros varones: Cuando ven que ellas están muy preparadas, ellos parecen contagiarse y empiezan a prepararse mejor, lo cual es beneficioso para mejorar la toma de decisiones.

Por qué necesitamos a más mujeres en cargos directivos

La presencia de mujeres en empresas tecnológicas

En algunos países se llevan a cabo iniciativas para promover la igualdad de género en los puestos directivos. Por ejemplo, en Estados Unidos la campaña 2020 Women on Boards ha emprendido acciones para aumentar hasta un 20% la presencia femenina en las juntas directivas para 2020.

Alemania puso en vigor, a principios de 2016, la norma que obliga a que los consejos de administración de las 200 mayores empresas de país cuenten con, al menos, un 30% de presencia femenina. La norma no está exenta de errores, como ya han indicado algunos expertos: No existen sanciones de ningún tipo para quien no cumpla con la cuota.

Si echamos un vistazo a las grandes compañías tecnológicas, veremos que la mayoría de cifras son desoladoras. Las que incluyen a más mujeres en sus filas son Tesla (20%), Cisco (23%), IBM (25%), Intel (25%), Amazon (26%), Microsoft (27%), Adobe (28%), Oracle (29%), Google (30%), Apple (31%), HP (32%), Facebook (32%), Samsung (37%), Linkedin (42%) y, finalmente, Ebay (43%).

Ahora fijémonos en cuántas mujeres ocupan cargos de responsabilidad en empresas tecnológicas. Veremos que hay una estrecha relación entre el porcentaje de mujeres que trabajan en una empresa y el porcentaje de mujeres que ocupan un cargo directivo. Algunas de las mujeres con más poder dentro del sector TIC son Sheryl Sandberg (COO de Facebook), Virginia Rometty (CEO de IBM), Meg Whitman (CEO de HP), Safra Catz (Co-CEO de Oracle), Angela Ahrendts (Senior VP de Apple), Ruth Porat (CFO de Google), Amy Hood (CFO en Microsoft) y Renee James (Presidenta de Intel).

Por qué necesitamos a más mujeres en cargos directivos

Cómo acabar con el techo de cristal

Llamamos “techo de cristal” a esa barrera invisible que impide a las mujeres obtener puestos de responsabilidad, a pesar de tener estudios y experiencia. No se trata de un impedimento legal, de cumplir o no cumplir una cuota o de una regla no escrita. Es simplemente una realidad: En la mayoría de empresas, sea de forma intencionada o simplemente por seguir una tendencia tradicional, no hay un número significativo de mujeres que ocupen cargos de responsabilidad. Si te has encontrado alguna vez con la sensación de que tus compañeros no te ponen el camino fácil para prosperar, te proponemos algunos consejos para que puedas replantear tu situación:

  • Desarrolla una actitud enfocada al éxito. Se necesita determinación, perseverancia y saber poner el foco en lo que realmente importa. ¿Qué te inspira? ¿Qué te apasiona? No dejes que los miedos como el típico “No soy lo bastante buena” consigan disuadirte. Esta mentalidad positiva no solamente te ayudará para medrar en el escalafón de tu empresa, sino que también te resultará especialmente útil si estás pensando en empezar con tu propia Startup. Según Forbes, existen estudios que sostienen que las mujeres son mejores en lo que respecta a evaluar los riesgos y suelen mostrar más iniciativa a la hora de emprender.
  • Fija los objetivos. Eres responsable de determinar la dirección de tu propia carrera, así que define cuáles son los objetivos a los que quieres llegar y cómo vas a hacerlo. Es importante pensar que el objetivo final no es conseguir un ascenso, sino que lo ideal es conseguir demostrar tus cualidades o mejorar tus habilidades. No tengas miedo de hablar de tus planes para mejorar la compañía, tanto a tus compañeros como a tu jefe. Seguro que te acabará sorprendiendo la cantidad de personas que te dará su apoyo si les muestras los beneficios de tus iniciativas.
  • Construye tu reputación. Piensa que la única manera de que te tengan en cuenta es que te hagas ver. Si quieres que en tu empresa se reconozca que eres una persona competente, con habilidades para liderar equipos y conocimientos técnicos, debes asegurarte de que la gente te conozca y sepa de lo que eres capaz. En este sentido, es importante que participes en las reuniones y aportes ideas y proyectos interesantes.

A pesar de que nadie puede asegurarte un ascenso en tu empresa, es igualmente importante a nivel profesional que mejores tus habilidades y  competencias. De esta forma, será más fácil que encuentres nuevas oportunidades laborales executive y te enfrentes a retos que seguro podrás superar con creces.

The following two tabs change content below.