27
Mar

Cómo llevar a cabo una estrategia de Networking efectiva

Potenciar los contactos mediante el networking se ha convertido en una estrategia para encontrar empleo de lo más efectiva. Incluso para los especialistas en RRHH, ya que gracias a la red de contactos las ofertas de empleo se expanden y llegan a mucha gente mediante el boca-oreja. Ser capaz de tener una red de contactos efectiva no es fácil, ya que para conseguirlo se debe estar en constante movimiento y comunicación con las personas, pero se puede lograr. Los beneficios que reporta para los trabajadores son dos: un mayor conocimiento del mercado de trabajo y una posible mejora profesional gracias las oportunidades que se generan.

¿Qué es el networking?

El networking es un intercambio de conocimientos acerca del mercado laboral y sus oportunidades entre dos o más personas, con el objetivo de potenciar y facilitar los procesos de trabajo. De hecho, tal y como indica la propia palabra, el networking significa “trabajar en red”, un concepto muy importante que define la forma en que los profesionales deben encarar sus carreras laborales.

Gracias al networking obtendremos datos e información que pueden ser muy útiles a la hora de conducir nuestra carrera profesional. De hecho, en el mundo de los negocios se ha utilizado desde el inicio de los tiempos, demostrando que es una de las formas más efectivas de cerrar acuerdos y grandes negocios.

Tipos de networking para profesionales

Se puede hacer una distinción clara entre los tipos de networking que existen y que pueden llevar a cabo de una manera efectiva todos los profesionales, independientemente de que sean expertos en TI, júniors o séniors. Se trata del networking físico y el digital:

  • Ventajas  y desventajas del networking físico: a diferencia del digital, aquí sí que se produce un contacto real entre las dos partes. Los gestos y las palabras adquieren mayor importancia, reforzando el mensaje. Además, se pueden recibir de forma instantánea todas las reacciones del interlocutor, sin esperas de por medio. Por contra, este tipo de networking presenta una serie de dificultades, ya que es necesario tener una serie de habilidades sociales y un actitud proactiva para iniciar estas redes de contactos. Hay que remarcar también que no siempre es el momento y el lugar adecuado para llevar a cabo este tipo de acciones.
  • Ventajas y desentajas del networking digital: las redes sociales nos han permitido tener acceso a redes de contacto que, de otra forma, no podríamos haber llegado a conocer. De ahí que la facilidad para comunicarse en cualquier hora y lugar sea muy grande. Por el contrario, el networking digital pierde cercanía e inmediatez, ya que todo se hace mediante un dispositivo tecnológico (ya sea un móvil, un ordenador o una tablet). Por esa misma razón, la impersonalidad puede jugar en contra.

Fases para crear una estrategia de networking física y digital exitosa

A la hora de hacer contactos, ya sea en el mundo físico o digital, las características y formas de iniciar conversaciones son muy similares. Salvando las distancias, claro está. Aquí dejamos algunas de las características más importantes:

  1.  Controla tus emociones: a la hora de entablar contactos con un desconocido es importante mostrarse como una persona emocionalmente tranquila. Ser responsable, íntegro, creativo y no mostrar ansiedad son aspectos clave a la hora de hacer este tipo de redes. Hay que tener en cuenta que cuando la otra persona percibe un interés desmedido o poco disimulado, estaremos perdiendo la posibilidad de tenerlo como contacto.
  2. Habilidades sociales: tener una comunicación fluida escrita o hablada es imprescindible a la hora de ganarse la confianza de otras personas. De la misma manera que una persona que habla de una forma poco correcta no causará buena impresión, cuando escribimos un correo o enviamos una invitación en Linkedin debemos procurar ser educados y no cometer faltas ortográficas. También es importante demostrar una buena capacidad de trabajo en equipo y liderazgo, de tal forma que generemos una confianza grande en el interlocutor.
  3. Empatía: este es quizás uno de los factores más diferenciadores. Ser capaz de ponerse en la piel de los demás y tratar de solucionarles problemas generará la posibilidad de tener una red de contactos amplia y muy sólida. En el caso de las redes sociales, es bueno siempre mantener un comunicación regular con los otros contactos para resolver todo aquello que esté en nuestra mano e interactuar con todos los contenidos que publiquen. En persona, ser empático significa tener inteligencia emocional y estar orientado al cliente.
  4. Cultiva tu motivación: es positivo que la persona que esté interesada en potenciar su red de contactos desarrolle una actitud proactiva y demuestre una motivación constante por aprender y desarrollarse en su sector laboral. Aunque a veces pensemos que no hay resultados directos en tener una actitud positiva, es más importante de lo que parece.

En definitiva, hacer networking es una de las estrategias más efectivas para encontrar empleo. Pero también lo es para los reclutadores, ya que la red de contactos es, generalmente, el mejor medio de difusión de cualquier vacante.

The following two tabs change content below.

Sergio Martínez

SEO & Content Writer