08
Jun

Cualidades para convertirse en el empleado del futuro

“El empleado del futuro debe ser disruptivo, trabajar en equipo y potenciar la innovación“. Esa es la sentencia que hemos podido leer a lo largo de los últimos tiempos acerca de los trabajadores digitales. Pero ese futuro ha llegado, ya que con la Transformación Digital que han experimentado muchas compañías, estas características forman parte del elenco de habilidades que cualquier candidato debe presentar para postularse a cualquier vacante.

De hecho, los empleados de hoy en día interactúan con multitud de algoritmos que automatizan su trabajo, hablan a través de dispositivos móviles, interactúan con compañeros a los que nunca han visto en persona y también se informan a través de una pantalla. Está claro que la tecnología ha cambiado nuestra forma de entender la vida y el trabajo. Por eso, el concepto de “empleado del futuro” está más presente que nunca.

¿Cómo ser el empleado del futuro ideal?

En Tech Executive Search somos expertos en selección de personal executive y TIC. De ahí que contemos con una gran experiencia a la hora de diferenciar qué habilidades profesionales son las más importantes para los empleados del futuro. Algunas de las más importantes son las siguientes:

  • Cuestiónalo todo y aporta tu opinión de forma constructiva: los empleados que piensan que el mercado laboral actual es rígido, están muy equivocados. Hoy día es necesario que todos los miembros de un departamento estén 100% implicados con el proyecto, debatan, intercambien ideas y lleguen a conclusiones beneficiosas para la empresa. Este es, por lo tanto, uno de los aspectos clave para convertirse en un empleado del futuro.
  • Delega y comparte: igual que en el punto anterior, la capacidad de delegar y compartir también debe formar parte de las habilidades del empleado del futuro. Las nuevas tecnologías simplifican las tareas profesionales de los humanos, y es ese hecho es precisamente, el que hace que la interacción, la colaboración y la delegación se hayan convertido en factores muy importantes en el día a día.
  • Coopera y crea: la cooperación debe ser el punto de partida de cualquier equipo. En ellos, debe instalarse un espíritu de sana competencia que fomente la productividad y eficiencia de todos. Esa es la razón por la que muchas empresas apuestan por oficinas cruzadas, en las que se fomenta la cooperación como punto de partida.
  • Innova y no tengas miedo de equivocarte: cuando las compañías dicen que buscan al empleado del futuro, lo hacen pensando en un individuo que sepa evolucionar y reaccionar a los cambios con agilidad y creatividad. Esta última característica es imprescindible y las compañías lo saben, de ahí que apuesten en los últimos años por el denominado “design thinking“. Se trata de poner al empleado en el centro de todo, fomentando un buen ambiente laboral, la posibilidad de formarse y de desarrollarse dentro de la compañía. Todos estos factores, tanto la innovación individual de los profesionales, como las iniciativas empresariales, redundan en una mayor productividad.
  • Vocación internacional: el empleado del futuro debe ser multicultural, en el sentido más amplio de la palabra. Por una parte, debe conocer más de un idioma y también debe ser capaz de trabajar, colaborar y comunicarse con otros compañeros de diferentes países. Este trabajo de adaptación también forma parte de la propia compañía, que debe potenciar una cultura corporativa integradora y eficaz para fidelizar a sus trabajodores y hacer frente a la escasez de talento tras la “recuperación” de la crisis económica de los últimos años.
  • Adáptate a las máquinas: todavía existen muchos profesionales que se resisten a adaptarse a los nuevos entornos de trabajo, sobre todo si estos se caracterizan por haber introducido robots que automaticen algunos de los procesos que realizaban los humanos hasta hacía poco. La coincidencia de distintas generaciones también puede influir en esta actitud, pero el empleado del futuro debe ser receptivo ante esta evolución natural y entender que las máquinas simplificarán nuestro trabajo librándonos de las tareas más rutinarias.
  • Aprende de los más expertos: hasta hace unos años, la edad era uno de los obstáculos que tenían algunos profesionales para encontrar un puesto de trabajo acorde a su experiencia y valía. Por suerte, esa tendencia ha terminado y se valora mucho más a los profesionales con más experiencia. Los empleados del futuro deben saber aprovechar esta circunstancia y aprender todo lo posible de ellos, produciendo una sinergia productiva de cara a la compañía.
  • Cuida tu marca personal: es la mejor estrategia para que las empresas se fijen en ti, y también para que una vez te hayan fichado, estas puedan beneficiarse de tu experiencia, contactos y habilidades.

El empleado del futuro tiene que ser una realidad, y en TES somos expertos en encontrar al candidato perfecto para cumplir con las necesidades particulares de nuestros clientes.

Ponte en contacto con nuestros expertos en selección de personal IT y encontraremos al empleado del futuro para ti

The following two tabs change content below.

Sergio Martínez

SEO & Content Writer