06
Mar

Chief Happiness officer, el responsable de tu felicidad en el trabajo

La idea de actividad laboral como un entretenimiento e incluso elemento de desarrollo personal es relativamente nueva. Atrás ha quedado esa visión del trabajo como una mera obligación y actividad que repercutía únicamente en ganar un salario a fin de mes. Claro que el dinero es importante pero, desde Tech Exectuive Search, sabemos que el salario no es el principal ni único motor que motiva a los trabajadores. Ya no es extraño ver como conceptos como el salario emocional se han ido arraigando en la cultura empresarial de las organizaciones, porque consiguen retener el talento y aumentar el compromiso entre trabajador y organización. Es en este contexto donde irrumpe la figura del Chief Happiness Officer (CHO), o director de la felicidad.

 

Las empresas se interesan cada vez más por los motivos que hacen a un trabajador feliz. Un estudio realizado en 2014 por la Universidad de Warwick indica que los trabajadores felices son un 12% más productivos. El estudio incluso analiza el caso de Google, que ha aumentado hasta un 37% la productividad de su plantilla tras inventir en acciones de satisfacción hacia sus empleados.

 

Los trabajadores infelices o incómodos en su puesto de trabajo representan un lastre para la empresa, porque no son tan productivos y tienden a marcharse cuando tienen la oportunidad. Dejar ir a un talentoso trabajador porque no está cómodo no debe verse como una pérdida. Por ello, grandes organizaciones como Netflix o Amazon apoyan la fuga de su talento descontento, en un ejercicio de honestidad y empatía hacia el empleado.

 

El reto está en lograr retener el talento, encontrarlo y entender qué requiere el trabajador de la empresa en cada momento. Aquí es donde entra la figura del Chief Happiness Officer, que te desentrañamos a continuación.

 

Infografia del chief happiness officerRadiografía del Chief Happiness Officer (CHO)

En líneas generales, se encarga de medir el grado de satisfacción de los empleados y hacer más fluida la comunicación y confianza entre empresa y trabajador.

No existen unas competencias o hard skills concretas en este perfil, pues es un perfil con pocos años de existencia en el mercado laboral. Los requisitos que hemos observado en las pocas ofertas de empleo existentes buscando a profesionales de esta tipología son la analítica de datos,  capacidad de liderazgo, grandes dotes comunicativas y disponibilidad para viajar. Tener la oportunidad de conocer a todos los trabajadores de la organización, en diferentes países, en fundamental para el Chief Happiness Officer, pues la cultura profesional no es la misma y la satisfacción de los trabajadores no se logrará del mismo modo. Por tanto, el CHO también ha de ser una persona abierta a las diferentes culturas y formas de trabajo, sin considerar una sola como válida.

 

Las tareas básicas del director de la felicidad

Aunque cada vez más este perfil ha ido ganando consistencia y ocupa un puesto destacado tan importante como el que podría ocupar un director de marketing, también es habitual ver a otros perfiles de recursos humanos suplir las funciones del Chief Happiness Officer. En todo caso, ¿en qué consisten sus tareas principales?

  • Escucha activa de los trabajadores: representa la figura encargada de escuchar las peticiones y quejas de los trabajadores y proponer acciones para solventarlas.
  • Uso del people analitycs: o lo que es lo mismo, utilizar técnicas de Big Data y Business Intelligence a la gestión de recursos humanos. Por tanto, un Data Scientist es también un buen perfil para cubrir este puesto.
  • Elimina barreras: Promueve una cultura empresarial basada en una estructura horizontal de la empresa.
  • Mantener un buen ambiente de trabajo: Aquí intervienen diferentes factores, desde encontrar a un equipo humano que conecte entre ellos hasta asegurar un ambiente agradable, mejorando desde la decoración hasta la disposición del mobiliario de la oficina.
  • Hacer accesible la información de la empresa con el empleado: Da a conocer a los trabajadores la cultura empresarial de la organización, así como sus objetivos e incentivos.

 

El componente humano de las empresas es el motor que las hace grandes, productivas y exitosas. Entonces, ¿por qué no contar con un Chief Happiness Officer? Es evidente que la felicidad de un trabajador puede depender de factores externos, pero las organizaciones también son en buena parte responsables del bienestar emocional de sus miembros. Escucharlos, darles flexibilidad e incentivarlos repercute directamente en la felicidad.

The following two tabs change content below.